jueves, 19 de enero de 2012

Jornada Extendida: un modelo educativo de impacto positivo aplicado en 21 escuelas

Durante el presente año escolar, el Ministerio de Educación (MINERD) desarrolla el

Plan Piloto de Jornada Extendida en 21 escuelas, un modelo que busca garantizar una mejor aplicación del currículo vigente en un horario de 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde y del que se benefician ocho mil 629 estudiantes.

El impacto inicial de este modelo ha sido altamente positivo, como lo confirman testimonios de estudiantes, docentes y directivos, y el entusiasmo que se percibe tanto en estos como en los integrantes de las comunidades donde están instalados los centros educativos.

“La tarea principal de este programa es la calidad de los estudiantes y que vean la escuela como su casa, que se inserten en ella, que les guste el ambiente que les brindan la comunidad y la escuela y que esto pueda beneficiar a las familias desde el punto de vista económico”, afirma Aníbal Peguero Ramírez, director Escuela Guillermo Eusebio, de Hato Mayor.

El plan piloto del modelo de Jornada Extendida permite la profundización del estudio de las disciplinas formales y el fortalecimiento de las artísticas y deportivas, lenguas extranjeras y los ejes transversales. Incluye el uso de metodologías innovadoras de enseñanza y creación de buenos ambientes en el aula para el logro de aprendizajes de mayor calidad con una oferta educativa ampliada, capaz de asegurar un desarrollo más integral en los estudiantes.

Este plan se apoyó en la experiencia de jornada extendida de un grupo de escuelas que la habían estado aplicando desde hacía varios años que son, Santa María del Batey, Hato Mayor; Futuro Vivo, en Santo Domingo Oriental; Damas Diplomáticas, en Santo Domingo Este; Café con Leche y Fray Ramón Pané, en Santo Domingo Oeste, y Santa M. Josefa Roselló, en Monte Plata.


Estudiantes de inicial mientas reciben docencia en el centro educativo Profesor Guillermo Lizardo Eusebio (Vicentillo), de Hato Mayor.​


En el presente año escolar la ministra de Educación, licenciada Josefina Pimentel, diseña un proyecto piloto de jornada extendida apoyado en las citadas escuelas y se incorporan además la San Juan de La Maguana Oeste; Ángel Fermín Noboa, en Azua; Villa Mercedes, en San Cristóbal Norte; San Pedro Apóstol, en San Pedro de Macorís Oeste; Guillermo Lizardo Eusebio (Vicentillo) y El Manchado, en Hato Mayor; Atabeyra, en Los Llanos, San Pedro de Macorís; Magüey, en La Vega; Nuestra Señora del Carmen, en Santiago, centro Oeste; La Ginita, en Mao; George Arzeno Brugal (Fe y Alegría), en Puerto Plata; Emiliano Espaillat, en Fantino; Luis Reyes (La Cueva), en Cevicos; Jackeline Lima, en Bonao Surooeste, y Don Juan, en Monte Plata.

El pasado miércoles 18, un grupo de periodistas invitado por el MINERD tuvo la oportunidad de conocer la experiencia de la docencia en Jornada Extendida, durante una visita a los centros educativos San Pablo Apóstol, en San Pedro de Macorís, y Profesor Guillermo Lizardo Eusebio (Vicentillo), de Hato Mayor, donde profesores, estudiantes y directores se mostraron satisfechos con la manera en que se ejecuta allí el referido modelo educativo.

“La experiencia ha sido muy beneficiosa, tanto para mí como para los estudiantes, ya que es una iniciativa muy buena insertar a los estudiantes y los padres en este proyecto. Impertimos los talleres en la tarde y eso es beneficioso porque los padres que trabajan se sienten muy contentos al saber que sus hijos están cuidados. Además, ahora tengo más tiempo para planificar, organizar los materiales del aula y trabajar con cada alumno de manera individual”, expresó María Pimentel, profesora del centro educativo San Pablo Apóstol, de San Pedro de Macorís.

El modelo de Jornada Extendida incluye varias modalidades de alimentación como son: preparación de la comida en los centros que disponen de cocinas; almuerzo proporcionado por padres y madres, y contratación del servicio con suplidores de las comunidades.


El modelo de Jornada Extendida suministra alimentos a los estudiantes. La fotografía muestra la hora del almuerzo en el centro educativo Profesor Guillermo Lizardo Eusebio (Vicentillo), de Hato Mayor.​


En cuanto al aspecto curricular, los docentes reciben alfabetización digital, un programa de revisión de sus prácticas y mejora de la enseñanza, entrenamiento en el manejo eficiente del tiempo, y un programa de desarrollo y crecimiento personal para mejorar las actitudes y fortalecer compromisos. Además, se coordina con la Universidad de Harvard un programa en línea para el desarrollo de la comprensión y el pensamiento crítico.

En el desarrollo curricular de la propuesta están en fase de organización una serie de talleres, entre los que figuran: orquestas sinfónicas juveniles, grupos de flauta, danza (grupos folklóricos), grupos de rock, bandas, animación, teatro y títeres. También se contemplan programas para la prevención de riesgos psicosociales en los escolares, educación en valores, cultura de paz y de acción tutorial para los alumnos que requieren mayor apoyo en su rendimiento.

Las instancias del MINERD involucradas con el proyecto son la Dirección General de Inicial y Básica, Dirección de Currículo, Participación Comunitaria, Dirección de Planificación, y la Oficina de Cooperación Internacional (OCI), que trabajan en la organización, adecuación de los espacios, ajustes de personal, integración de las familias y la comunidad, organización de ofertas curriculares enriquecidas y creación de capacidades.

Para lograr los resultados esperados del modelo el MINERD requiere de la participación de todos los agentes sociales, por lo que asume a la escuela y a las familias como las responsables en la ejecución de una mejora que beneficia ampliamente la educación de los estudiantes.

Dirección de Comunicación y Relaciones Públicas
19 de enero de 2012​

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada